Hogar para adultos mayor Chiara Lubich

Por el compromiso de una pequeña comunidad de los Focolares con los más vulnerables, nace en una ciudad de la Amazonía peruana un Centro para adultos mayor titulado a Chiara Lubich.

Hace cuatro años nos vinimos de la Argentina a vivir al profundo Perú. Dentro nuestro el Ideal de la Unidad. Apenas llegamos a nuestro pueblito, Lámud, así se llama, supimos que el Obispo de la Diócesis se encontraba de paso. Corrimos a verlo y le dijimos que éramos de los Focolares. “¡Qué bueno que los Focolares estén en Amazonas!”, nos dijo. Y nos dio su bendición para seguir adelante.

Javier y Jenny con dos de sus tres hijas.

Nos pusimos de acuerdo con el Párroco y nos pidió que siguiéramos la Pastoral Social y la Catequesis Familiar de los pueblitos que conforman la parroquia. Así tomamos contacto con la realidad social: salíamos a recorrer la periferia del pueblo. Muchas veces íbamos como familia, con nuestras hijas. Nos encontramos con una Lámud escondida, de mucho sufrimiento.

Quisimos empezar por los últimos y nos dimos cuenta de que eran los adultos mayores. Algunos ni siquiera tenían un lecho digno donde morir. Recordamos mucho  la meditación programática de Chiara Lubich: “Una ciudad no basta”. Recorríamos, entonces, la periferia del pueblo, buscando a los que estaban solos, abandonados, y les llevábamos una caricia, una palabra de aliento, alimentos, ropa; y les pedíamos que rezaran por nosotros, ya que estábamos iniciando nuestra gran aventura por estos lares.

Pasado el tiempo, fuimos soñando poder darles una casita digna, una comida caliente y, lo más importante de todo, que se sintieran acompañados. Un sueño que por una parte parecía muy lejano  y por otra muy cercano. Tanto que nos decíamos: ¡Nosotros podemos! Tenemos que hacer algo y no quedarnos con sólo visitarlos y luego irnos, sino concretarlo. Juntos pudimos elaborar el proyecto: pocas líneas, pero cada frase escrita nos alentaba más. Pensamos qué nombre darle a esta casita. Nos miramos a los ojos y coincidimos que se llamaría “Hogar y Centro de Día Chiara Lubich, para Adultos Mayores”.

Así se fue gestando nuestro sueño, y se fueron dando muchas situaciones y contactos con personas que se entusiasmaban con el proyecto. Yo venía con experiencias de voluntariados que había hecho en la Argentina.   Además, se dio la oportunidad de que la Municipalidad del Distrito de Lámud contratara a Jenny para trabajar justamente con los adultos mayores. Por último, el Papa también nos animó como laicos -particularmente a los que estamos ligados a la espiritualidad de la unidad- a trabajar por los más vulnerables, más aún en estos tiempos de pandemia. En fin, se dieron muchas situaciones por las que Jesús estará muy contento en ver nacer una obra para los más últimos en la selva peruana; un hogar digno para los adultos mayores de esta provincia amazónica.

Mientras tanto, todo se está dando en forma vertiginosa. Nos confiamos en todo a la Providencia de Dios y a la fuerza que nos da la oración. Sabemos que Jesús no nos va a dejar, sabemos que con nuestra pequeña comunidad no estamos solos. En estos días hemos firmado el contrato de alquiler para el hogar y estamos haciendo los trámites legales para constituirnos como Asociación sin fines de lucro. Un grupo de personas voluntarias de la comunidad ya se unió al proyecto. Aceptaron con un SÍ comprometido a trabajar por el bien de las personas más vulnerables del pueblo de Lámud y de la Provincia de Luya (Departamento de Amazonas).

Jenny, visitando a una anciana en su humilde rancho.

Hemos habilitado el lugar para empezar a servirles una comida diaria; y así, de a poco, iremos evaluando cada paso para llegar a la meta, que es ofrecer la residencia permanente a personas adultas mayores que están en riesgo o están solos. Pero más que títulos, nombres y estatutos, queremos que en el hogar reine siempre ese clima de unidad, de armonía y de familia que Chiara Lubich nos dejó como herencia, y que por eso el hogar lleva su nombre.

La Municipalidad nos dona las camas y las sillas, además de los alimentos. Por el resto, es decir el alquiler de la casa y todas las necesidades de nuestros ancianos, nos confiamos plenamente en la Providencia.

Jenny y Javier, con la comunidad de Lámud (Departamento Amazonas, Perú)

(Experiencia recogida por Gustavo E. Clariá)

Hits: 373

Acerca de Gustavo Clariá 119 Articles
Nato a Córdoba, Argentina, nonno piemontese, economista, comunicatore, scrittore. Ho vissuto la metà della mia vita in Europa (Italia in particolare) e l'altra in America Latina. Giramondo, aperto alla conoscenza di altre culture. L'unità, nel rispetto della diversità, della famiglia umana, è il mio orizzonte. Cerco, quindi, di vivere la mia giornata "costruendo rapporti" di concordia e di unità. Il mio contributo alla pace.

50 Comments

  1. Buen día Gustavo, que bonito rescatar el tesoro que son los adultos mayores, en ellos y en los niños está un tesoro incalculable que debemos aprender a valorar.

  2. Holaaaaa…Que trabajo maravilloso el que hacen Gustavo..Dios los bendiga hoy y siempre..Todo mí cariño. 💓💞👍😄

  3. Es increíble lo que están haciendo en bien de los más carenciados como los adultos mayores que están solos y no tienen nada. Mis felicitaciones y la providencia ya se encargará de lo que falta.

  4. Bellissima Gustavo. Testimonianza della Provvidenza cercata ed ottenuta da veri popi di Chiara ai confini della terra. Grazie Gustavo. Buona giornata 1Stefano

  5. Mucha Fuerza coraje Estimado Gustavo!! Toda mi unidad ..Que linda familia con su tres hijitas!!Ah vos estás en tu salsa porque tu perfil es de tener coraje!!😄🙏👍

  6. Grazie Gustavo……..
    bellissima esperienza, concreta…..l’avete fatto a me….. pregherò intensamente, perché la provvidenza arrivi puntuale.

  7. Grazie Gustavo… bellissimo ❤️ ma da adesso leggo il tuo blog costantemente, quindi sarò sempre aggiornato 😉

  8. Justo ayer estuve hablando con Varela de esto que lindo!! Y este artículo me sirve mucho para dar a conocer, gracias Gusti !

  9. Es una gran misión la tuya compartir a través de tu blog las vivencias y experiencias que pueden generar un corazón misericordioso. Cuánto podemos dar unidos! La Obra de María perdure siempre. Bendiciones por las gracias recibidas del Padre celestial.

  10. Gracias Gustavo, gracias por compartir esta hermosa iniciativa de Jenny y Javier. Realmente de puro amor al hermano, en este caso al anciano. Rezaremos por ellos.

  11. Bellissima esperienza Giov prego perché questo progetto si realizzi al più presto, ma siccome è volta di Dio che si faccia sicuramente. Si farà ! Intanto tutta la mia unità a questa nostra comunità ! Un grazie e un abbraccio come sempre a te Giov !! 😀😀👋🏻👋🏻1️⃣

  12. Gracias amigo de vida. Un abrazo virtual
    Sera que antes de ir al cielo pueda abrazarte ….ja ja y un amigo obispo me respondió. …..y quien te dijo que iras al cielo? Una anecdotita mia

  13. Es una señal clara, que Chiara intercede, para que se lleve a cabo èste importante proyecto!
    Las primeras comunidades, que surgian: alrededor de Jesús con sus discípulos y las primeras comunidades; tal cual, como sucedia con Chiara, junto con las primeras focolarinas y focolarinos y la comunidad de “Fiera di Primiero”!
    Ahora se repite entre Uds. el milagro de la providencia!

  14. Madre mía! Que acción más bonita! Cierto que Perú vale un Potosí (aunque sea éste ultimo boliviano) por la generosidad y dedicación a los más necesitados.

Los comentarios están cerrados.