Concierto en Córdoba

Y llegó el día del concierto en Córdoba, un evento esperado y temido, porque estarían presentes todos los amigos, parientes y conocidos de tres de nosotros que componíamos el conjunto Mundo Nuevo.

Teatro Rivera Indarte (hoy, Libertador San Martín). Córdoba, Argentina.

Sin duda deseábamos cantar en nuestra ciudad natal, anunciar el Ideal evangélico que habíamos encontrado y que había cambiado nuestras vidas, pero: ¿Cómo lo tomarían? El respeto humano, del “qué dirán”, estaba todavía a flor de piel. Habíamos dejado a nuestras familias, postergado nuestros estudios, nuestros noviazgos, proyectos futuros … y nos habíamos ido en medio de la pampa, sin muchas explicaciones, detrás de un proyecto loco: transformar un convento abandonado en una ciudadela que testimoniara cómo sería el mundo si todos viviesen el Evangelio. Había llegado el momento de explicarlo a nuestra gente, al menos los tres cordobeses del grupo.

También esta vez elegimos el teatro más importante de la ciudad, el Rivera Indarte (actual teatro San Martín) y, como en las veces anteriores, estaba repleto. Recuerdo cuando se abrió el escenario, noté que justo en el palco de enfrente estaba un grupo de amigos y también ella, mi enamorada, como se dice en Perú. Estaba también toda mi familia y la de mis compañeros cordobeses, pero nosotros ya no éramos los mismos. ¿Seríamos capaces de demostrarlo con coraje, venciendo el respeto humano?

Hicimos un “pacto de guerra” antes de comenzar el concierto, jurándonos mantener entre nosotros el amor recíproco que Jesús exige para que esté espiritualmente presente “entre dos o tres”. Y así nos largamos. Nos acogieron con mucho entusiasmo, hasta que cantamos una canción que recordaba a “tres hombres que no tuvieron miedo de morir”. No nos habíamos percatado de que se trataba de tres “yanquis”: Martin Luther King y los dos Kennedy. Una moneda lanzada al escenario habló más que mil palabras: “Imperialistas”, era su significado. Hubiera podido ser el final trágico del concierto, sin embargo no nos detuvimos y aumentamos el volumen y la convicción de nuestro mensaje: Dios es Amor, y es la revolución evangélica la que construirá pacíficamente una nueva sociedad, a la que todos anhelamos.

Plaza central. Córdoba, Argentina.

El concierto fue un éxito. El mensaje había pasado y había sido acogido plenamente.

Al final se nos acercó mucha gente entusiasmada, entre ellos un muchacho que me confesó que estaba en contacto con la incipiente guerrilla que se estaba gestando en Argentina y en otros países de América latina. Me contó que se había emocionado durante el concierto; que en el momento en el que tiraron la moneda al escenario, viendo nuestra reacción, pensó que si hubiesen matado a uno de nosotros los demás hubieran seguido cantando (gritando) nuestros ideales sin ni siquiera darnos vuelta para ver quién había caído … tan convencidos nos veía; que nos envidiaba que creyéramos en el amor, en la revolución evangélica para cambiar las cosas; porque también ellos (los gerrilleros) aspiraban a un mundo nuevo pero, a diferencia de nosotros, creían que sólo con las armas podrían conquistarlo.

Probé toda mi impotencia al no lograr convencerlo de que no  podía ser ese el único camino. Lo invité a que fuera a visitarnos a conocer “nuestro sueño”. Aunque parecía interesado, en realidad no nos vimos nunca más. Luego de algunos años, mientras yo estaba ya en Italia, se fue conociendo el drama de los desaparecidos. Para mí fue un dolor inmenso, pero también un fuerte estímulo para redoblar mi compromiso con la revolución pacífica del evangelio, también por él y por muchos que, como él –aunque las circunstancias los hicieron equivocar–, soñaron y se comprometieron en la construcción de un mundo más justo y unido.

Gustavo E. Clariá

Print Friendly, PDF & Email

Hits: 126

Acerca de Gustavo Clariá 81 Articles
Nato a Córdoba, Argentina, nonno piemontese, economista, comunicatore, scrittore. Ho vissuto la metà della mia vita in Europa (Italia in particolare) e l'altra in America Latina. Giramondo, aperto alla conoscenza di altre culture. L'unità, nel rispetto della diversità, della famiglia umana, è il mio orizzonte. Cerco, quindi, di vivere la mia giornata "costruendo rapporti" di concordia e di unità. Il mio contributo alla pace.

22 Comments

  1. Así es Gustavo!!! Luchar por los ideales!! Y son muchos los caminos…con la violencia NO..te deseo felices Fiestas!!!La Sagrada Familia en nuestros corazones..y Bendiciones.

  2. Ciao Gustavo!!!! Grazie del tuo ultimo pezzo e di tutti, veramente! Li trovo sempre così attuali e freschi anche se appartengono alla tua storia passata. Auguri anche a te!!! Sarà un Natale “strano”, senza tanta socializzazione, ognuno nella propria casa. Forse sarà più vicino a quel Natale dì semplicità e autenticità di 2020 anni fa. Ci manchi Gustavo!!! Ti mando un abbraccio forte forte ⭐️🎄

  3. Que hermosa experiencia Gustavo.. Linda Ciudad de Córdoba..hablar también de los tres Mártires de Norte América..GRACIAS compañeros del SANTO VIAJES UN GRAN ABRAZOS 👍🙋🏼‍♂️🤗

  4. Grazie Gustavo avere Gesù con noi suo palco ti dà la forza di gridare il nostro ideale anche se durante il concerto ad un certo punto può avere un momento di difficoltà ! È un esperienza abbiamo sperimentato noi ai nostri tempi che dovremo però mettere in pratica anche durante i momenti difficili della vita di tutti i giorni !!
    Ti abbraccio Gustavo. 😀😀👋🏻👋🏻👍🏻👍🏻

  5. Be tutto vince l’,amore e avere Gesù il mezzo si può arrivare a toccare qualsiasi cuore specialmente se il mezzo è la musica ………..🎼🎼 Sono convinto che solo arrivando a toccare il cuore si può cambiare le persone questa è la vera rivoluzione perché il nostro ideale quando ti arriva ti cambia la vita ti porta la gioia dell’amore scambievole e avere Gesù in mezzo a noi !! Grazie Gustavo ti abbraccio sempre 1️⃣

  6. Grazie Gustavo di questi memorial così intensi e significativi. E grazie degli auguri che contraccambiamo di cuore. Buon Natale Gustavo amico fratello nostro! Con affetto Anna e Alberto

  7. Mi fai pensare anche all’esperienza di Bergoglio. Che dramma in quegli anni per l’Argentina… ma grazie a Dio ci sono stati anche grandi, grandissimi frutti… 💙

  8. Qué lindo lo que contás. Sobretodo en esto último. Recuerdo que yo también viví mucho el tema de la guerrilla. Ya había conocido a los gen, y me había decidido cambiar las “estructuras sociales” , así las llamábamos con el amor. Pero en respeto y aprecio a tantos que dejaron la vida buscando una sociedad más justa, decidí que mi vida laboral fuera dirigida a los más pobres, a los más necesitados, a los últimos. Y así fue que en mis casi 38 años de trabajo docente, siempre trabajé en escuelas de villas miserias, en escuelas urbano -marginales, con discapacitados en estado de abandono… Así me jubilé.

  9. Hola Gus, que lindo recuerdo, tan presente para la época actuales…!!
    Realmente el teatro estaba al tope, y como cuentas era un momento muy especial con el público conocido, y bastante especial.

  10. Hermoso el relato!!! Me he emocionado mucho, porque recordé esa etapa juvenil dónde yo también encontré el Ideal con la fuerza y convicción avasallante q ni pensaba en lo que pasaba alrededor. Los únicos preocupados eran mis padres cuando veían que me iba a encuentros a Bs As, creo que se quedaban rezando.

  11. Gus es el concierto que hicimos en el 69? Con mundo nuevo?…porque no recuerdo lo de la moneda!!!..quizás fue otro que hicieron en el 70.

  12. Grazie Gustavo! Una testimonianza da brivido, raccontata in maniera equilibrata..mi hai fatto respirare l’aria di quei tempi tremendi con le tue parole, solo chi ha vissuto in prima persona riesce a farlo..traspare un mondo giovanile pieno di vita, in ogni caso, sia evangelico che rivoluzionario, e tutto il dolore meschino della reazione nazista yankee, della cia attraverso il plan condor per soffocare quelle aspirazioni dettate dalle imperiose esigenze di verità e amore..grazie Gustavo

  13. Con tus relatos tan contundentes, viene a mi memoria, cuando los domingos debíamos salir por las ciudades cercanas de la Maríapolis a vivir el Apostolado. Cuanto respeto humano superado!!!!! Realmente Gustavo. Locuras inolvidables que marcaron nuestras vidas.

Los comentarios están cerrados.