El largo viaje de retorno a Lima (segunda parte)

“Caminito”, en el Barrio de La Boca (Buenos Aires)

Viernes 2 de octubre: Me siguen llegando buenos augurios para mi viaje a Lima, previsto para hoy. Sin embargo, estoy escribiendo desde “mi escritorio de paso” en Buenos Aires. Es que, apenas llegué, entró un correo de Aerolíneas Argentinas con la comunicación del vuelo reprogramado para el lunes 5 de octubre … El “largo retorno” continúa.

Estoy alojado en el focolar, junto a viejos y nuevos amigos. La sede de la Editorial que publicará mi próximo libro (¡sorpresa!) queda justo al lado. Me vienen de perilla estos días para ultimar los detalles con el editor. Como siempre, “no hay mal que por bien no venga”, como dice el refrán, aunque a mí me gusta más la expresión de la Escritura: “Para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien” (Romanos 8:28). Sí, me gusta más, porque si lo que parece negativo o una dificultad se transforma en algo positivo y útil, tal vez sea una confirmación de que hemos tratado de hacer las cosas por amor.

 Sábado 3 de octubre: anoche me llamó Lucía, una amiga que me había invitado a pasear el jueves por el Jardín Botánico que han reabierto recientemente. Al final no fuimos porque no se sentía bien, “pero no te preocupes, es un simple resfrío”. Pero anoche me llamó para anunciarme que le dio positivo el hisopado … Ella había estado en la reunión familiar el domingo pasado al que también quería invitarme. Fueron las circunstancias de último momento que no me lo permitieron. Ayer era la fiesta de los “ángeles custodios” y de mi hermano Carlos que festeja desde hace 12 años su cumpleaños en el cielo. En la lectura del día se leía: “Dios manda delante de ti a un Ángel para que te guíe …”. Creo que mi “hermano-ángel” va delante de mí y me protege en este período cuando contagiarse, como decía anoche Lucía, es casi un hecho “azaroso”. Ya me había sucedido dos veces, en mi estadía en Córdoba, de estar con personas que, luego de varios días, dieron positivas al virus. Otras dos situaciones de contagio evitadas. Felizmente esas personas ya están bien y Lucía me decía que cree que lo peor ya pasó. Rezo por ella y agradezco a “mi ángel” que me evita el contagio para poder llegar a Lima. A mediodía una sorpresa: ¡Lily y Ricardo me llaman desde Italia! El viaje fue bien y ya están cumpliendo la cuarentena en la Escuela de familias de Loppiano, cerca de Florencia. Se los siente felices y para mí es la confirmación de que la relación con ellos se profundizó gracias al “largo viaje de regreso a Lima”.

Lunes 5 de octubre: mi amigo Paolo me avisa que ya sacó el permiso especial para acompañarme al aeropuerto. Esta semana con mis amigos-hermanos de Buenos Aires ha sido relajante y me han dado de comer súper bien. Son todos muy buenos cocineros, pero por sobre todo son como mis hermanos. Otra despedida que cuesta pero, como dice la canción “il cuore è uno zingaro e va…” (el corazón es un gitano que va…). En el aeropuerto no hay controles aunque se mantiene el “distanciamiento social”, dentro de lo posible.

Anciana quechua.

Me encuentro en la fila para embarcar finalmente al avión, luego de 5 horas. Observo a una señora mayor con claros rasgos de los pueblos originarios andinos que parece un poco perdida. Le suena el celular. Habla un poco y luego me lo pasa y me hace señas de que conteste. “Hola”, me presento. “Disculpe, soy la hija, estoy preocupada por mi madre, temo que se confunda de avión”, se escucha la voz de una jovencita. La tranquilizo asegurándole que me ocuparé de que suba al avión correcto, junto a mí. Me agradece.

 

Joven andina con su niño.

 

Una joven madre con su enorme niño en los brazos, que está a mi lado, me pide que le cuide su carrito bien cargado de bolsos porque tiene que mudar a su niño en el baño. Me descubro en la fila de embarque junto a la anciana que me mira sonriente y serena, cuidando de un carrito de una madre con su peruanito. No me parece un caso. Dentro algo me dice que estoy yendo al Perú para amar y servir a esta que es ahora mi gente.

 

Gustavo E. Clariá

Print Friendly, PDF & Email

Hits: 88

Acerca de Gustavo Clariá 65 Articles
Nato a Códoba, Argentina, nonno piemontese, economista, comunicatore, scrittore. Ho vissuto la metà della mia vita in Europa (Italia in particolare) e l'altra in America Latina. Giramondo, aperto alla conoscenza di altre culture. La unidad de la familia humana, en el respeto de la diversidad, es mi horizonte. Cerco, quindi, di vivere la mia giornata "costruendo rapporti" di concordia e di unità. Il mio contributo alla pace.

44 Comments

  1. Tu viaje del 2 al 5 de octubre parece que te fuiste a la China. Admiro como sabes afrontar todas las dificultades a lo largo del viaje . Dios te da la fuerza y la paciencia necesaria . Gracias 👍

  2. Gracias Gustavo. Hoy lavando los platos pensé en eso. De Jesús en medio contigo y senti mucha alegría. Me hizo bien re declarartelo.

  3. Me encantó tu experincia: en el aeropuerto y, del libro, que està por salir “No hay mal, que por bién, no venga! Te tocó vivir de cerca la experiencia del céntuplo. Será lindo poder compartir las dos caras de la medalla que te tocó vivir! Un abrazo! 🙏😇👍🌈

  4. Come sempre i tuoi racconti sono ricchi di esperienze di vita vissuta alla luce di quell’amore in cui crediamo. Ma tu ancora di più perché tu sei un focolarino del mondo, e quindi hai più occasione.

  5. Extrañaba tus mensajes. Viendo tu blog me entero que ya estarás en Lima. Deseo que hayas tenido un “parto” normal. Que el Padre eterno te bendiga en esta nueva etapa!!! Un abrazo enorme!

  6. Grazie Gustavo di articolo. Anche questa sembra una Divina Avventura, dove Dio ha costruito sul Tuo Si un altri tasselli del Mosaico. Mi piace leggerTi e mi spingi a riflettere sempre meglio sul disegno di Dio su ognuno di noi. Buona domenica con i nuovi compagni di viaggio. 1 Stefano

  7. Gracias Gustavo por compartir tu experiencia !! Vivimos juntos en la distancia el Santo Viaje!! Un abrazo y buen retorno a casa!

  8. Gracias Gustavo!!!, me encanta saber que vives aprovechando cada momento para amar a alguien que está por donde pasas y el amor de Dios continúa manifestándose. Lindísimo!!!

  9. ciao Gus. Sei arrivato bene? Mi ero perso la prima parte e cosi’ ho letto tutto in una volta. E’ stata cosi’ emozionante la tua avventura che l’ho letta anche a Tiziana ed abbiamo iniziato cosi’ il fine settimana con questa tuo esperienza forte di fiducia in Dio e disponibilità ad amare capiti quel che capiti 🤗

  10. Qué lindo Gustavo. Siempre en el camino del que necesita !!! Felicidades. !!! Cómo debe de llenarte el alma ! Que estés muy bien. Besos

  11. Espectacular. También yo me quedo con la frase de la sagrada escritura!! A LOS Q AMAN A DIOS TODO COOPERA PARA PARA BIÉN!! GRACIAS GUSTAVO!!💪🙌👩‍❤‍👨🎺

  12. Gustavo; que sorpresa estuve leyendo detenidamente, gracias a dios salió todo bien.
    Me alegro que llegarás a buen puerto.
    Dios hasta inclusive en forma misteriosa siempre nos protege y guia.
    Un abrazo mbarete desde tierra guarani 💪🏻

  13. Gusti que increible tu viaje sos vos el autentico Gusti de siempre tomado de las manos de los angeles y dejandote llevar, volar..Que Dios siga alumbrando tu camino . Hermoso aunque se escape alguna 😢. Gracias Gusti

  14. Bellissimo, Gustavo il tuo racconto ! E davvero affidiamo à Carlos il tuo ritrovare il Perù e la nostra famiglia ! Auguroni !

  15. que bueno estés en casa, imagino una travesía … augurios para esta vuelta a las tierras andinas, un universo para descubrir, yo vivo en la puerta y es un misterio …ABRAZO grande Gus!!

  16. Bellissimo Gustavo! E credo anche io che sia un segno, quello della donna anziana e giovane con bambino..sono le donne della famiglia universale, che ti chiedono aiuto e ti proteggono nel viaggio, allo stesso tempo!! Bravo! 👏👏👏😁

  17. Que tarea inmensa la de servir y amar al prójimo!!! Por algo Dios elige a sus siervos y los protege siempre. Emociona el final de tu historia ilustrada con esos rostros tan nuestros. Un abrazo querido amigo.

  18. Gracias Gustavo por todo lo que estás escribiendo, incluso y sobretodo por lo que escribiste desde Lima en tu regreso, también por lo que escribiste de tu comunión sobre la experiencia en Cordoba!

  19. Gracias Gustavo. El regreso a la tierra Inca lo recibe y agradece. Linda la mujer con su señorío y la madre bella con su hijo, ambos mantienen los rasgos y expresiones de la cultura inca. Lindo regreso.

  20. Hola Gustavo. Siempre lindas experiencias en donde estas. Gracias
    Los dos anteriores blog, no pude bajar porque uso el WI-FI de mi y a veces la señal es malísima aquí en Itauguá.

  21. Gracias, Gustavo, y me imagino que habrás festejado el cumple “en casa”. Auguroni y saludos a los hermanos peruanos!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.