El largo regreso a Lima

Aeropuerto Leonardo da Vinci (Fiumicino, Roma)

Llegué a Fiumicino, el aeropuerto internacional de Roma, a las 15:35 hs. Tenía casi tres horas por delante, hasta que partiera mi vuelo hacia Lima, con escala en Madrid, a las 18,25 hs. Pero sabía que no tenía todos mis documentos en orden: no había logrado registrarme en la página oficial del Ministerio de Salud peruano por un bloqueo que no logré resolver hasta el final. Decidí ir lo mismo al aeropuerto, confiado en que les habría pasado también a otros y, en el fondo, tenía conmigo el certificado de las dos dosis de Pfizer y el hisopado recién hecho. Imaginé que, de algún modo, el problema se resolvería.

¡Error! No sólo el registro en la página del MS peruano era necesario, con el código que se generaría, sino que además el hisopado no era más suficiente para entrar al Perú. Han pasado sólo tres semanas desde que partí de Lima, pero los requisitos anti-Covid cambiaron brúscamente durante estos días, también porque en Perú ha asumido un nuevo Gobierno.

Zona Test Molecular COVID-19

¡Y entonces comenzó mi correra contra reloj! ¿Cómo hacer para obtener el test molecular estando ya en el aeropuerto y con el tiempo que se necesita para obtener los resultados? La azafata es inamovible pero me comunica que en el piso de abajo es posible realizar el test (son las 16:30) y agrega que hay tiempo hasta el cierre del embarque a las 17:45. Tomo mi maleta y mi mochila y corro hacia el subsuelo del aeropuerto. Efectivamente, hay una especie de hospital de campaña preparado para los que tienen que hacer los test anti-Covid. Completo a gran velocidad el formulario, pago, lo entrego y espero mi turno. En estos casos, siempre me viene espontáneamente comenzar a decir el Rosario. Es un modo para confiar los problemas a nuestra Madre celestial, pero también para frenar la ansiedad. “Dios te salve María …”, repetido muchas veces, y el estrés va disminuyendo.

Llega mi turno (son las 16:50) y me someto al test molecular, no sin antes agradecer y hasta hacer una selfie con los médicos y enfermeras. “Estamos en una guerra –les digo– y ustedes están en el frente de  batalla. Gracias”. Me atienden con rapidez y mucha cortesía. Pero me dicen que el test lleva su tiempo …  ¿Una hora? ¿45 minutos? Yo: “Dios te salve María …” y todo se calma dentro de mí y a mi alrededor. Estoy casi terminando el Rosario cuando me anuncian que ya está listo el resultado del test (negativo) del “Señor Claira”. Preciso que mi apellido es “Clariá”… Vuelven sobre sus pasos, pasan otros minutos, y a las 17:21 (tiempo récord) me entregan el test molecular.

Vuelvo a tomar la maleta y la mochila y salgo corriendo escaleras arriba hacia el check-in. Hay una cola delante de mí. Pasan otros 9 minutos. Son ya las 17:30, aún a tiempo para cargar la maleta y que me entreguen la carta de embarque. “Pero sigue faltando el módulo del MS peruano”, me dice la azafata. “Es que la página no funciona, es imposible hacerlo …”, aludo. Ella permanece inamovible: “Sin ese formulario y ese código no puede viajar al Perú; me aconseja que vaya lo antes posible a una oficina… Y me indica el lugar de lo que sería la “oficina resuelve todo”.

Llego a las corridas. Un señor con barba, tranquilísimo, atiende a un joven que, como yo, necesita completar ese formulario. Son las 17:42 cuando me atiende, con una actitud bien romana, como si dijera “no te preocupes, pasan los imperios, y nosotros estamos siempre aquí”. Ayudado por mis respuestas, llena el formulario desde su computadora y, novedad, no usa mi pasaporte italiano sino el argentino… Tengo las dos ciudadanías. ¡Funciona! Me entrega el formulario completado a las 17:47 y, viendo que ya es tarde, llama al celular del check-in avisando que está llegando un pasajero  atrasado.

Corro con mi maleta y mi inseparable mochila por los pasillos de Fiumicino, bajo las escaleras, y ya estoy otra vez con la azafata que me está esperando para luego cerrar el embarque. Esta vez está todo completo y, con una sonrisa cómplice, me entrega los pasajes para Madrid y Lima. Me dice que tengo que correr … ¡y no me hago rogar! Tengo que pasar los controles: una fila larguísima … pido permiso: “Sorry, scusate, perdón, pierdo el avión…”. Y, muy gentiles, me dejan pasar y hasta me ayudan a cargar en las bandejas mi mochila y el cinturón que me acabo de quitar.

Paso el control sin problemas y retomo mi carrera hacia la “gate E 11”. ¡Son ya las 18:16! Me quedan 9 minutos antes de que el avión despegue … Veo el cartel “E” y corro hacia allí. Paso la puerta “E 1”, “E 2”, “E 3” y sigo corriendo como si tuviera 20 años, ¡aunque siento que ya no tengo 20 años! Con la mascarilla puesta me falta el aire, pero sigo corriendo… “E 8”, “E 9” … alcanzo a vislumbrar el número 11 con las útimas tres personas que están embarcando. Me quedan sólo cien metros. Sigo corriendo con las fuerzas que ya no tengo y … llego!!. Sí, vuelvo a repetir como hago desde hace algunos meses: “Llegué, todo llega”. La azafata quita los cordones de seguridad para que pase más rápido.

Y aquí estoy, sentado en mi butaca casi en el fondo del avión, transpirado, cansado, pero agradeciendo. ¿A quién? A mi ángel de la guarda, Eugenio, por supuesto, pero también al ejército de ángeles, vestidos de azafatas, médicos, enfermeras, pasajeros gentiles, Manuel que me llevó hasta el aeropuerto. Todos los que me ayudaron y permitieron que ahora esté sentado, con el avión ya en movimiento felizmente en vuelo hacia Madrid y luego hacia Lima.

Gustavo E. Clariá

 

Hits: 180

Acerca de Gustavo Clariá 119 Articles
Nato a Córdoba, Argentina, nonno piemontese, economista, comunicatore, scrittore. Ho vissuto la metà della mia vita in Europa (Italia in particolare) e l'altra in America Latina. Giramondo, aperto alla conoscenza di altre culture. L'unità, nel rispetto della diversità, della famiglia umana, è il mio orizzonte. Cerco, quindi, di vivere la mia giornata "costruendo rapporti" di concordia e di unità. Il mio contributo alla pace.

63 Comments

  1. Guau q odisea. No sabía de esta corrida. Todos dicen q se pasa mucho stress en los viajes internacionales. Q bueno q ya estás tranqui en Perú. Tu hogar.

  2. Quelle course contre la montre, Gustavo! On souffre avec toi tout le suspens et on respire avec toi dans le fauteuil de l’avion!

  3. Ay Gustavo que locura, he corrido contigo siento que me faltaban a mi las fuerzas cuando te quedaban cien metros para llegar, que emocionante recorrido, me hiciste recordar cuando regresamos de Roma a Lima tb nosotros casi nos deja el avión es muy largo de contar algún día te contaré pero de viva voz sino no terminaré de escribir😁💕👍🏻

  4. Quelle course contre la montre, Gustavo ! On souffre avec toi tout le suspens et on respire avec toi dans le fauteuil de l’avion!
    Éric

  5. Dopo tante peripezie finalmente è andata bene. Gustavo un grande grazie e un abbraccio da tutti noi per i momenti trascorsi insieme!

  6. Gustavo, en quanto lia vivi contigo, esta experiência, quase ficava também sem fôlego, me via correndo contigo. Só não fiquei suada também, porque tinha acabado de tomar banho e estava bem fresquinha. Deus nos dá força na hora precisa. O nosso Anjo da Guarda nos proteje com os Maríapolitas Celeste.

  7. Buenas noches. Que suspenso!! Nos hiciste poner nerviosos con el relato, no sabíamos si ibas a llegar al aeropuerto 🤣😃
    Pero llegaste 🙏

  8. Gracias Gustavo… ufff que travesìa!😰 me pareciò estar recorriendo contigo los pasillos del Fiumicino… La verdad que uno tiene que hacer toda la parte que le corresponde… tambien correr…jejeje… Gracias por compartirlo.

  9. Te recuerdo que vos me comentaste que tenías un problema con el control del Covid y que rezará. Así que yo paré todo y me puse a rezar el rosario.
    Solo que cuando leí el relato suspendí como tres veces para reírme porque hiciste una trama con tal suspenso y vertiginosidad que no veía las horas de saber cómo había terminado …además de que le ponés humor a los obstáculos que ibas sorteando..y cuando al final te sentaste en el avión yo te imaginé descompuesto pidiendo un vaso de agua o en el límite del estrés.

  10. Gracias Gustavo por narrar ese carrera olímpica, rompiendo marcas. La paciencia, la confianza y la seguridad de no estar solo. La oración permanente nos guía.

  11. Gracias Gustavo, tu manera de contar tu travesía en el aeropuerto, nos hizo correr a tu lado, nos faltó el aire, rezamos contigo, pero por fin llegamos y nos sentamos para darle gracias a Dios por llegar a tiempo, guao….

  12. Uh Gustavo qué corrida!!!! Y todo llega.!!!! Cuánto necesito mucha ayuda rezo la oración del Padre Pío Pietrelcina y me entra mucha tranquilidad! “Rezo y espero, no me preocupo, preocuparme es inútil el Señor Misericordioso escucha mis oraciones”. Siguen tus días tan interesantes con gente buena que VES y encontrás a tu alrededor! Abrazo

  13. Gracias Gustavo Claria.. que cantidad los número E 11 E1 E 2 E4 E 7 ..SIEMPRE GuSTAVO CUANDO UNO ES SOLDADO CRISTO , NUESTRO ENEMIGO EL ESPIRITU DE LA TINIEBLA HACE SU TRABAJO ..UN ABRAZO 🤗🙋‍♂️👍

  14. Ciao Gustavo… sei già partito… avevo capito che rimanevo fino al 22 ottobre, invece era settembre.. che avventura in aeroporto 😳 sei forte! Un abbraccio 👍sempre

  15. Tutto passa, tutto finisce, tutto arriva, tutto comincia. Il senso di GA è l’amore che vince il limite, il dolore, e porta la Resurrezione.

  16. Por Dios!!! Que estrés…yo ya no podría..jajaja. Bueno, todo resultó bien..Por suerte…veremos si en el 2023..podremos viajar..QUE LINDO !!! Abrazo enorme.

  17. Gustavo, bienvenido! Qué alegría! Yo feliz leyendo tu libro, precioso, de vida. Mil gracias!
    Qué experiencia tan fuerte, Dios te ama inmensamente!!!

  18. Toda una odisea mi buen Gustavo. Gracias a Dios todo salió como el Señor quería. Yo también oro con el Rosario cuando estoy estresada. Me da mucha paz y confianza. Gracias por este relato. Feliz domingo y bienvenido!

  19. Qué hermosa experiencia Gustavo. Gracias a Dios estuvieron los ángeles que te ayudaron en cada paso que diste y no hay duda de la Misericordia de Dios y de nuestra Madre Santísima. Que Dios te bendiga por siempre mi querido Gustavo.

  20. Gracias Gustavo. Bienvenido a Perú! Gracias por compartir todo lo que has tenido que pasar. No cabe duda que tu ángel de la guarda te asistió y María y cuántos ángeles que Dios te envió.

  21. Gracias Gustavo por compartir la experiencia contra reloj. No tenés 20 años, pero tenés un ángel, mucha Fe, qué más querés tener! Abrazo grande entrañable.

  22. Qué linda y cansada (por toda la carrera que hiciste para lograr el embarque) experiencia y me pone en alerta para mi viaje de regreso a Lima. Gracias Gustavo. Que tengas un buen domingo y saludos para todos.

  23. Gracias Gustavo por compartir tu aventura! Realmente todo se completa con la ayuda de Dios y de María. Me encantaría seguir tu blog porque, como dices, lo más importante es generar relaciones de paz y de unidad. Gracias!

  24. Ciao Gustavo!!!
    Non ci siamo più visti, ma continuiamo a “viaggiare” insieme, in questa avventura che è splendida, anche quando è in salita… perché si aprono orizzonti sempre nuovi!
    Buon viaggio amico nostro! Chiaretta mi ha detto che avete trovato tanto materiale di Opus. Ho rivisto Marcelo ed era felice per il diario. Sono molto contenta che si pensi a scrivere qualcosa di Opus.
    Ciao! “Tutto arriva!” – nei tempi di Dio. Uno!

  25. Qualcosa mi diceva, che non sarà stata una passeggiata, la tua partenza da Roma! Chiara intercede per voi: siete troppo preziosi, per portare avanti l’Opera! 👍🙏👸🕊️

  26. Bellissimo Giov peggio che essere alle olimpiadi ! Si la tua medaglia d’oro l’hai vinta cioè il posto in aereo……… però che forza la preghiera ti mette proprio ……………le ali altro che il Red Bull ……………!!! 🤣🤣😎😎😉😉
    Grazie Giov perché in questo momento di profonda tristezza ma hai dato un po’ di buon umore!! 🤣🤣😉😉1️⃣

  27. Non sai quanto ti capisco. Sono anni, ancor prima della pandemia, che ogni uscita dal Venezuela è un esercizio di infinita pazienza e di raccomandazione a tutti i santi. Adesso poi non ne parliamo.

  28. Qué bien descripto, Gustavo! Me hace revivir tantos momentos que yo pasé de este modo. Yo también me pongo a rezar el Rosario…

  29. Muy buen relato gustavo. Me alegro q sea con final feliz y q hayas podido regresar a tu hogar. Me recordó al estrés del viaje de guille y flia. Seguro q lo has pasado muy bien en Italia y espero q la situación COVID esté mejorando en Peru. Bss

  30. Si!!! Me hiciste reír con la historia y los rezos y las corridas!!! Genial!!! Ahora descansa gus!!!! Te mando abrazo enorme!

  31. Hola Gustavo!!!! Gracias
    Jajajjajajaa
    🤭🤭😂😂😂
    Una maratón!!!! Jajajjaa bueno en fin lo lograste bien ahí!!!!!

  32. Querido Gustavo! Cuantos contratiempos tuviste que superar, pero ès la demostración tan clara,que María, con sus àngeles: te acompanian! Te espera una misión muy grande, como emisario de Chiara! Quedamos siempre unidos: en la oración y ofreciendo nuestros dolores!
    Domi. 👍🙏🕊️

Los comentarios están cerrados.