Una “nueva vida”

Había pasado un año preciso desde mi llegada a Montevideo, capital del Uruguay, cuando nos llamó una amiga que trabajaba en el Arzobispado. Nos contó que en el Borro, un barrio marginal, una monja de gran corazón había iniciado un comedor popular para la gente del lugar. Utilizaba unos hangares que estaban dirigidos hacia Chile y que ella había logrado que descargaran en Montevideo. La generosidad de la Hermana se había encontrado con la mala fe de algunas personas que la habían ayudado a cocinar, alimentando a sus hijos y a ellas mismas, y que ahora le habían abierto algunos juicios laborales …

Vista de Montevideo, capital de Uruguay.

La Orden de la religiosa decidió alejarla del lugar y fue entonces que el arzobispo comenzó a buscar, entre los grupos católicos, quién la podría reemplazar. Nos sentimos interpelados directamente. Aunque nos faltaba experiencia, la comunidad en el Uruguay ya tenía más de 40 años de existencia. Había crecido y tenía la madurez necesaria para hacerse cargo de una obra social de la Iglesia. Decidimos aceptar el desafío. Sí, así lo sentíamos, como un nuevo desafío.

Mientras nos encaminábamos hacia el Arzobispado, probábamos una mezcla de temor por la inexperiencia y de alegría por el anuncio de algo nuevo que estaba por nacer. Sentíamos que, aceptando el desafío, nos poníamos en juego y nos lanzábamos a una nueva aventura. Era como si nos hubieran anunciado que estaba llegando una nueva vida. Y así decidimos llamar al Centro Juvenil que heredábamos: ¡Nueva Vida!

El Arzobispado firmó un convenio con la Municipalidad de Montevideo, propietaria del terreno, para desarrollar una labor solidaria en beneficio de la gente del lugar, a través del Movimiento de los Focolares.

Junto a chicos y chicas que comenzaron a frecuentar el centro “Nueva Vida”.

El primer año fue muy difícil. La gente extrañaba a la monjita y nos veían como a extraños. Entrábamos al barrio en el coche más usado que teníamos, con miedo de que nos rompieran los vidrios; y bajábamos con temor para abrir el portón y poder así entrar en el terreno de la obra social cercada por un muro de cemento. Tampoco allí nos sentíamos  seguros, pues seguían volando las piedras que golpeaban ruidosamente los techos de zinc. Así fue por varios meses. Sólo la perseverancia y el amor prodigado sin límites por los que se hicieron cargo al comienzo del Centro Juvenil, logró romper la barrera de la desconfianza. Poco a poco, fuimos conquistando la relación con la gente que comenzó a regresar para el comedor popular y a enviar a sus hijos a las actividades que empezamos a organizar para ellos.

Chicos de “Nueva Vida”.

¡Cuántas maravillosas experiencias de vida se podrían contar, especialmente quienes fueron protagonistas de los comienzos! Porque para nosostros significó literalmente “tocar las heridas de Cristo”, como dice el Papa Francisco. ¡Cuántas situaciones dolorosas encontramos!

Este año, Nueva Vida festeja su primer ventenio. Veinte años de donación, de amor gratuito, de dolores y alegrías, de fracasos y logros compartidos. Son incontables los jóvenes que pasaron por el Centro y que pudieron sentirse acogidos y amados concretamente. Acompañados en sus necesidades materiales, personales y en sus estudios. Ayudados a crecer en su dignidad de personas y que hoy son hombres y mujeres de bien, que crecen a sus hijos con los valores que recibieron en el Centro Juvenil Nueva Vida.
Un pedacito de cielo, en medio de la periferia marginal de Montevideo.

Gustavo E. Clariá

Hits: 238

Acerca de Gustavo Clariá 115 Articles
Nato a Córdoba, Argentina, nonno piemontese, economista, comunicatore, scrittore. Ho vissuto la metà della mia vita in Europa (Italia in particolare) e l'altra in America Latina. Giramondo, aperto alla conoscenza di altre culture. L'unità, nel rispetto della diversità, della famiglia umana, è il mio orizzonte. Cerco, quindi, di vivere la mia giornata "costruendo rapporti" di concordia e di unità. Il mio contributo alla pace.

34 Comments

  1. Molto Bella la sperienza del Centro Juvenil Nueva Vida. In Recife abbiamo la Isola Santa Teresinha, prima si chamava Isola dell’inferno, doppo si é diventata Isola Santa Teresinha. Ci sono dei sperienze bellissime. Abbiamo Volontári Che sono figli di coloro che sono cresciuti con l’Ideale. Bello Gustavo. Grazie

  2. Grazie, l’Opera ha anticipato i tempi nell’andare verso la periferia e i più poveri, proprio come vuole Papà Francesco. Quanti ricordi…

  3. Hermosísima Obra!! Cuántas experiencias maravillosas..te felicito Gustavo..y a seguir por más. 💞💓💗👍

  4. Le opere sociali, quando sono orientate al bene comune, passano sempre per GA ma hanno sempre doni provvidenziali dall’Eterno Padre! Esperienza personale 🤗1️⃣

  5. Bella experiencia, construir siempre amando!! Bello!
    Gracias por compartir Gustavo!

  6. E grazie anche di questo pezzo! Mi hai fatto ricordare le mie meravigliose “ferie” trascorse nel 2008 a Montevideo per lavorare a Nueva Vida. Tu eri in vacanza e poi in Paraguay in quel periodo, quindi non ci siamo incontrati. Nel decidere poi un’adozione a distanza, con Gianni abbiamo scelto proprio questo progetto che a me – e a Gianni attraverso di me – è rimasto sempre nel cuore!

  7. Grazie, che bello!! Mi hai fatto venire in mente la canzone di Violetta Parra:” grazie alla vita che mi ha dato tanto…” e questa nueva vida è veramente tanto. Un abbraccio.

  8. Que linda experiencia .La Nueva VIDA EN MONTEVIDEO!! EL COMEDOR HASTA AHORA FUNCIONA?? GRACIAS GUSTAVO PIENSO CUANTAS EXPERIENCIAS QUE NOSOTROS NO SABIAMOS Y AHORA SALE A LUZ 🙌🤗👍

  9. Que hermoso lo de la obra social de Montevideo. Gracias Gustavo. Sé que se da la vida en nuestras obras!🙏🏼

  10. Qué experiencia! Fortaleza y constancia serían las palabras que más me salen, pero el amor de Dios creo que es lo que rigió. Gracias!

  11. También yo me interrogo sobre “una nueva vida”. He tenido cambios por dentro y vivo el momento presente, pero con la inquietud de qué viene, que se cumplan nuestros deseos, que Dios nos guíe.

  12. Hola Gustavo, hermosa experiencia, qué lindo sería que los jóvenes de hoy pudieran lanzarse a una aventura así, Aquí hay tantas necesidades, tantos sectores pobres…

  13. Muchas gracias Gustavo!!!! Una experiencia maravillosa que continúa gracias al Ideal de Chiara y al amor concreto y la reciprocidad de tantos. Un abrazo desde Uruguay. Te esperamos

  14. Hermosa experiencia !!! Y sigue adelante!!!
    Es un ejemplo para los actuales desafíos a enfrentar que nos propone hoy Francisco!!

  15. Bella testimonianza per il movimento cmq…e la foto mi fa ridere un sacco! A terra, sotto di te, c’è un ragazzo biondo con la sua gamba intorno al collo😂

Los comentarios están cerrados.