Más que una procesión en pandemia

¿Qué tienen en común un pueblo de 9.000 habitantes, Fontaniva, situado en el corazón de la llanura veneta (Italia) y un beato alemán, Bertrando, del siglo XIII? ¡Nada y muchísimo!

Sí, porque el beato Bertrando, murió cuando pasaba por Fontaniva, mientras iba de viaje a Roma como “peregrino de la caridad”. Y desde entonces, los habitantes del pueblo véneto se encuentran cada año, en el nombre del Beato.

Llegada a Fontaniva (Italia) de la original procesión del Beato Bertrondo con tractores.

¿Se encuentran para celebrar el aniversario de la muerte de Bertrando? ¡Sí, pero no sólo para esto!
También para celebrar la llegada de la primavera, para agradecer a Dios y a la tierra por las próximas cosechas, para celebrar la vida y sentirse juntos parte una comunidad, pertenecientes a la misma familia con profundas raíces comunes. ¡Para celebrar, en definitiva, la propia identidad inmutada en su esencia a través de los siglos!

Una prueba de lo que digo fue la procesión que se realizó el pasado 1° de marzo, fiesta del Beato, que se celebró –como cada año– a pesar de la pandemia, gracias a la gran creatividad de la gente.

El protocolo sanitario preveía fuertes limitaciones a todo tipo de manifestación pública: ¿Qué hacer, entonces?
Para la gente de Fontaniva, todo se podía detener, pero no la procesión del Beato Bertrando, y menos aún en el anniversario del octavo centenario de la muerte de quien los ha tenido unidos durante estos 8 siglos.

Y fue así que el pueblo del norte de Italia se despertó, el pasado 1° de marzo, ¡invadido por una procesión de … tractores! Una genial idea que respetaba los rígidos protocolos anti-COVID, y al mismo tiempo salvaba la importante cita para los fontaniveses.

La Iglesia de Fontaniva, construída en el 1642.

Me llamó la atención este evento, aparentemente muy menor y publicado por pocos medios de prensa. Sin embargo, llegué a la conclusión de que, por el contrario, es un hecho que tiene una gran relevancia y que lanza un mensaje importantísimo.
La gente de Fontaniva, en plena conciencia o sólo por instinto arcano, ha sabido conservar un evento que va más allá del hecho religioso; la gente de Fontaniva –creyentes y no creyentes y a diferencia de otros pueblos europeos–, sabe dónde  ahondan sus raíces; la gente de Fontaniva, es consciente de los vínculos con  la tierra, respetuosa de sus tiempos, en la abundancia y en la carestía; la gente de Fontaniva sabe, además, celebrar la vida juntos, y reconocerse –en nombre del beato alemán– parte de la misma gran familia, superando, al menos ese día, las divisiones y los conflictos acaecidos durante el año.

El dicho popular “pueblo chico, infierno grande”, para Fontaniva el 1° de marzo no vale.
Aplausos, entonces, a los fontaniveses que no reniegan de sus raíces culturales cristianas, que defienden con orgullo la propia identidad, y que –aún sin proponérselo– lanzan un mensaje actual y oportuno a Europa, a menudo confundida.

Gustavo E. Clariá

Hits: 182

Acerca de Gustavo Clariá 106 Articles
Nato a Córdoba, Argentina, nonno piemontese, economista, comunicatore, scrittore. Ho vissuto la metà della mia vita in Europa (Italia in particolare) e l'altra in America Latina. Giramondo, aperto alla conoscenza di altre culture. L'unità, nel rispetto della diversità, della famiglia umana, è il mio orizzonte. Cerco, quindi, di vivere la mia giornata "costruendo rapporti" di concordia e di unità. Il mio contributo alla pace.

27 Comments

  1. Que idea genial tuvieron los habitantes de fontaniva para demostrar su fe a pesar de los protocolos sanitarios que impone el gobierno . Gracias x compartir

  2. ¡¡ Gracias por hacerme conocer Fontaniva!!
    Es un faro en este tiempo oscuro y tempestuoso que nos toca vivir.
    Desde su pequeñez se anima a enfrentar la amenaza de desaparición que sufren hoy las minorías culturales, valorando la vida y resistiendo toda consideración de descarte, y sobre todo haciendo frente al peor virus, el individualismo aislante que nos hace perder de vista el valor de la comunidad.
    El Beato Bertrando parece haberse quedado allí como la estrella en Belén, para mostrarnos que es posible construir una cultura de Paz.

  3. Bellissimo! Un ottimo articolo, in tempo di pandemia e restrizioni è una trovata geniale per stare insieme e celebrare qualcosa! Oltre che di filosofia i tuoi articoli sono pieni di genio!! Che grande! 😁👍

  4. Gracias Gustavo..que lindo las creatividad..acompañada de la voluntades de pequeña Ciudad ..un ejemplo de sus tradiciones..Ah si pudieran mandarnos uno de los tractores!!! Jajaja😄😄🙋‍♂️👍

  5. Bello Gustavo. Qui in Brasile nom possiamo piú fare una processione in Pandemia. Os bispos, padres e todo povo Cristão clamam a Deus, estamos no primeiro rang mundial da Pandemia.

  6. Qué hermoso artículo y cómo reconocen su identidad cultural, sus orígenes valioso este pueblo y aplauso al autor del artículo por seguir enseñando la importancia de construir relaciones de unidad

Los comentarios están cerrados.