Gira en Alemania

Recuerdo
mi primera tournée con el Conjunto internacional Genrosso en Alemania. Nos habíamos preparado para cantar en alemán, también las presentaciones. ¡Todo aprendido de memoria!

Benedict e Manfred, de Suiza y Alemania respectivamente, se habían tenido que armar de paciencia para enseñarnos a pronunciar sonidos nuevos y difíciles para algunos, como yo. Pero teníamos poco más de 20 años y, a esa edad, hasta hablar en alemán de memoria se aprende …

En el techo del mítico pullman. Aunque no lo crean, yo soy el segundo a la derecha, junto al guitarrista.

Mientras viajábamos en nuestro pullman desde Loppiano (cerca de Florencia) hacia Alemania, nos empezó a entrar preocupación, pues una cosa era repetir como loros canciones y presentaciones, y otra bien diferente tratar de comunicarnos con las personas. ¿Cómo haríamos?

Alguien tuvo una idea genial: “aprendamos diez preguntas básicas, al menos para salir del paso”. Una propuesta tranquilizadora.

“Ich bin Gustavo aus Argentinien” (Soy Gustavo, vengo de Argentina),  “Wie heist du?” (¿cómo te llamas?), “Wie geht es dir?” (¿cómo estás?), “Ich habe Hunger” (tengo hambre) … Y una frase pensada para, cuando al final del concierto, las personas venían a saludarnos: “Du bist zufrieden mit der Konzert?” (¿te gustó el concierto?) … ¡Se nos llenaba la boca al pronunciarla sin respirar! Nos daba la sensación de que sabíamos el alemán …

Manfred, en primer plano.

Así fue que llegamos al primer recital, en Hamburgo, hermosa ciudad del norte de Alemania. Nos recibió un teatro desbordante de gente y fue un concierto lleno de emoción. Al final, como en cada presentación, muchas personas querían saludarnos. Al primero que se me acercó le disparé seguro: “Wie heist due”? Wilfried, me respondió. “Und du?”, replicó. “Ich bin Gustavo aus Argentinien” … Y así seguí con las preguntas que había aprendido. Wielfried hablaba entusiasmado y yo, según su cara, alternaba un “ja” o un “nein”… Hasta que su tono de voz pasó a ser confidencial y  me hizo quedar mudo, con el temor de responder un “si” o un “no” fuera de lugar. Decidí escucharlo a fondo, aunque no entendiera; no me quedaba otra. Era demasiado y tarde para explicarle que lo poco que hablábamos lo habíamos aprendido de memoria. Felizmente pasó Manfred. Lo detuve, se lo presenté y los dejé hablando.

El regreso en el pullman a nuestro hospedaje de turno era siempre muy divertido. Necesitábamos descargar la tensión vivida y nos reíamos mucho recordando situaciones ridículas sucedidas durante el recital. Yo tenía curiosidad de saber qué me había dicho el tal Wilfried. Me acerqué a Manfred y se lo pregunté. “¿Qué Wilfried?”, preguntó. Me esforcé para hacerle recordar quién era, entre tanta gente que se amontonaba para saludarnos. “¡Ah, sí, lo recuerdo!”, exclamó. “¿Y qué te dijo?”, pregunté curioso. “Dijo que ya te había dicho todo a ti y se fue muy contento”, me respondió descolocándome.

Fue una de las primeras veces que descubrí que, más que de respuestas, tenemos necesidad de ser escuchados.

Gustavo E. Clariá

 

Views: 276

Condividi

Published by Gustavo Clariá

Nato a Córdoba, Argentina, nonno piemontese, economista, comunicatore, scrittore. Ho vissuto la metà della mia vita in Europa (Italia in particolare) e l'altra in America Latina. Giramondo, aperto alla conoscenza di altre culture. L'unità, nel rispetto della diversità, della famiglia umana, è il mio orizzonte. Cerco, quindi, di vivere la mia giornata "costruendo rapporti" di concordia e di unità. Il mio contributo alla pace.

17 Replies to “Gira en Alemania”

  1. Ciao Gustavo,
    guardando la foto è ancora vivo il ricordo (era l’inizio degli anni 70 quando, partecipando al Congresso gen al centro Mariapoli di Rocca di Papa, ti sentii cantare quella bellissima canzone, travolgente, di cui non ricordo il titolo, ma soltanto alcune parole… “Ho sentito parlare di un uomo… ”
    Venivi dall’Argentina e avresti proseguito il tuo viaggio a Loppiano.
    È stato un periodo forte, travolgente come la tua canzone, che ha segnato la mia vita e che continua ancora oggi. Un cammino che ogni giorno si rinnova in quella totale fiducia in Lui che lo rende presente e vicino.
    Grazie! Per avermi fatto rivivere quei momenti.
    Un abbraccio grande e tutta la pienezza dell’unità. (Claudio, Italia)

  2. Hermosa experiencia Gusti, y muy bien relatada. Te ves aprendiendo hoy algunas palabras en japonés?
    Podrías escribir Confieso que he Vivido. Estás lleno de recuerdos y vivencias (Gerardo, Argentina)

  3. Grazie Gustavo esperienza umana forte e ricca di emozioni. Pensando a tanti ragazzi Ke oggi sn migranti e Ke superano reti e confini di Stato, queste emozioni possono indicare spunti di vita. GRAZIE (Stefano, Italia)

  4. Qué bonita tu experiencia con Wilfried en Alemania. Todos necesitamos ser escuchados!! (Pepe, España)

  5. “E’ stata una delle prime volte che ho scoperto che, più di tante risposte, abbiamo tanto bisogno di essere ascoltati.”. Ascoltare il doppio di quanto si è disposti a parlare! (Daniele, Italia)

  6. È sempre bello e istruttivo leggere le tue esperienze di vita, Gustavo! Grazie per la condivisione! Un abbraccio forte! 😊👍 (Gianni, Italia)

  7. Que hermosa experiencia!! Y el idioma Alemán es muy difícil..por más que sepas Inglés. (Negri, Argentina)

  8. Gracias muy bueno. Dios te bendiga. Tu hermano Carlos tenia un sentido del humor muy santo y creaba unidad entre los jovenes (Jorge, Mendoza)

    1. Bellissimo davvero. Sono d’accordo. L’essere ascoltati è sempre gratificante. Grazie Gustavo. Grazie anche a te ho imparato ad ascoltare.

  9. Gracias, para mi que es algo así, no se nadar, me tiro a la piscina pero no me hundiré… él me prestará un flotador. Grande (Julián, España)

Comments are closed.